“Esta niña, hoy adulta, no es que añore a esas mujeres de su infancia. No, no es que las añore. Es que siempre juguetean en algún recodo de ella. El olvido sólo hace su deber, como un manto que abriga o una brisa que refresca. Y los recuerdos… éstos pueden colarse, como un haz de luz. Añejos de pasado, siempre palpitan. Ella vive en el espíritu de sus antepasados, y ahí están siempre, sus murmullos.”

Marcela Serrano: Antigua, vida mía. Alfaguara, México, 1995

SOBRE MÍ

Soy hija de Olga y Miguel, nieta de Delia y Julio, de Rosa y Marcos. Bisnieta de Celia y Vidal, de Cruz e Hipólito, de Servera y Miguel, de Fermina y Benito.

Nací en Mendoza, Argentina, a fines del carnaval y al comienzo de la vendimia. Soy la primera hija, la mayor de cinco hermanos; soy madre de dos hijos y abuela de cuatro nietos.

He estudiado arqueología (UniAndes) y antropología social (UBA); con estudios de posgrado en ciencias políticas (UBA), políticas públicas (Georgetown University y UNSAM) y psicología (UBA); he profundizado el estudio de teorías de género (UCES), sistemas de parentesco y genealogía. Siempre interesada por la epistemología, en particular la mirada del pensamiento complejo y los llamados Nuevos Paradigmas.

El deseo de comprender los trabajos de la memoria me llevó al estudio de la historia social, y en particular, las formas de transmisión oral (AHORA).

Los dolores personales, familiares y colectivos me acercaron a la mirada inter-transgeneracional del trauma (Diana Kordon, Lucila Edelman y Darío Lagos del EATIP; el Centro de Estudios de Genocidio-UNTREF; Anngwyn St. Just, Peter Levine, Daan Van Kampenhout).

Mi recorrido se ha enriquecido con la psicogenealogía (Anne Ancelin Schützenberger, Alejandro Jodorovsky, Salomon Sellam, Evelyne Bissone Jeufroy, Tobías Holc) y las constelaciones familiares (Tiiu Bolzman, Anni Schuff, María de Los Hoyos, Verónica Molina, Rubén Tartaglia, Brigitte Champetier, Bertol Ulsamer, Joan Garriga, Stephan Hausner y otros). Con numerosos seminarios realizados con Claudio Naranjo, actualmente, transito una formación en Terapia Gestalt (ABG).

De niña y adolescente estuve cerca de las danzas (UNC) y el andinismo. Crecí con la Expresión Corporal (María Fux), la Eutonía (Patricia Stokoe y Débora Kalmar), la Biodinámica emotiva (Eliseo Rey) y la Bioenergética (Osvaldo Zaslavsky). Continúo transitando los caminos del yôga y la meditación.

Me he desempeñado en la gestión –diseño, ejecución, evaluación– de proyectos de desarrollo social en ámbitos de educación, salud, migraciones, provisión de agua y viviendas, seguridad y soberanía alimentaria… siempre desde una perspectiva de DDHH. En zonas rurales y urbanas, con población originaria y no-originaria; en ámbitos gubernamentales y en ONGs, también en el marco de la cooperación internacional. 

Disfruto de la literatura, el cine, la música y enología, los viajes y las plantas. Me son indispensables los amigos.

Si bien he vivido en lugares distintos, durante muchos años mi casa estuvo en Buenos Aires, Argentina. Ahora, vivo en Palma de Mallorca, Islas Baleares, España. 

“Actualmente, creo que mi responsabilidad es colaborar con la era de la madurez, lo que significa ayudar al ser Humano a trascender la vejez y la decrepitud en un franco camino hacia una ancianidad sabia.” Roberto Crottogini: Hacia una ancianidad sabia. La tierra como escuela segunda parte.

Roberto Crottogini: Hacia una ancianidad sabia. La tierra como escuela segunda parte. Buenos Aires, Ed. Antroposófica. 2016.