DE QUÉ SE TRATA

El recorrido va desde la consulta y la elaboración de gráficos, a la escritura de autobiografías.

Del acompañamiento durante la rehabilitación de episodios traumáticos al aporte de datos para la toma de decisiones en etapas vitales de crecimiento y cambio. Es una instancia valiosa de autoconocimiento y desarrollo personal en la cual se pueden reconocer los sucesos y personas que conformaron el propio entorno y, a la vez, reflexionar acerca del sentido que tuvieron y tienen en el presente. Se trata de un trabajo personal que permite identificar la relación entre los lugares que ocupan los diferentes miembros del sistema familiar y el reconocimiento del “propio lugar”. 

“Por debajo de la memoria y la experiencia, por debajo de la imaginación y la invención, por debajo de las palabras hay ritmos… ante los cuales la memoria, la imaginación y las palabras se ponen en marcha; la tarea de quien escribe es ahondar lo suficiente para sentir ese ritmo… y dejar que ponga en marcha la memoria y la imaginación para que éstas encuentren las palabras.”
Úrsula K. LE GUIN: Conferencia en Literary Arts and Lectures, 2000.

 

¿Qué sucesos se han repetido a lo largo de mi vida y se repiten aún hoy?

¿Qué sucesos o personas me ha costado más trabajo aceptar y reconocer?

¿Qué capacidades me permitieron desarrollar esos sucesos y/o esas personas?

¿Con qué sucesos o personas me siento en paz y cuáles aún me cuesta integrar?